el 19 de noviembre (Dia del “Descubrimiento”) murio mi cabila

cabila
Baja una gota perlada
por las redes de cristal entretejidas,
mientras con cautela aguarda en silencio
entre las sombras de un jaguey
esta hija de taina de Atabeira
avista su presa sin levantarle suspicacia
era una agil cazadora de erudicción encendida
su habilidad de apresar su sustento
dejaba a los mas diestros con boca entreabierta

entre los bohiques generaba historias
que luego en los areytos difundian
adentrando punzantemente su eter
en el subconciente de su tribu

florecida bajo la luna
bendecida con el canto de las estrellas
llevaba en su aura la fuerza del mar
en su mirada la intensidad del rio creciente
vestia su piel de tintes, coco y bellas taguaguas

emanaba envidia entre las palmeras
por que el baile de su cabellera riza
al selaje del viento llevaba un ritmo señero

estaba hipnotizado yo por su perfecta geometria
que invitaba a nadar adentro en sus misterios
no necesitaba nada y de nadie

su espiritu era indomable
su ternura tocaba la fibra mia
sin tener que intercambiar un respiro

comandaba el respeto de su tribu
a la hora de pintar su tez en arcilla
y salir a defender su pueblo con arco y flecha
mujer como ninguna, aun en una tribu
donde no era raro que las mujeres fueran habiles
en la caza o la guerra

perspiraba el espiritu del amazonas
que llevaba en sus venas
al ser tainos descendientes de esa tribu

su celebracion era mi motivo
me llevaba tonto
como los peces que jalaba con sus cuerdas
luego de dormitarlos con vabasco

con su sudor ayudo a exparsir
entre los caribes el nombre oubao moin
“isla de sangre”
por el cual los usurpadores vecinos
nos respetaban como pueblo de paz
ya que erramos terribles a la hora
de que nos declararan la guerra

al cierre de mi memoria
a esa ventana al paraiso
mi mirada se enfatizaba en esos
ojos de azabache vibrantes

ella se desplomaba entre mis brazos
mientras los demonios blancos
nos ensordecian con sus estrendorosas
baritas de guerra sacadas del coabey
para arebatarnos la aptitud y la felicidad

mientras nos desplazamos juntos
lentamente hacia Yocahu
me voy tranquilo sabiendo que regresare
junto a mi Atabeira para ayudar a despertar
nuevamente el orgullo de este noble pueblo mio…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s