noche de terciopelo

te veo allí,

sobresales entre las musas ligeras

la música que acompaña los espacios

que el tiempo en su columpio ya no mece

penetra mis oídos revolcándose con mis huesos

eres esa enigmática lengua de fuego distante

atraves del trecho nos avistamos

nuestro silencio conversa con sagacidad

me torno marioneta gris

preso al vibrar de tus caderas

dentro de la maquinaria del reloj

que con tu sensualidad has derretido

donde dure solo yo entre muchos

flotas con belleza anciana

tu joven espíritu

reclama mi compañía chispeante

mientras me acerco y quedo perplejo

bajo el brillo de tus ojos cristalinos

el reflejo de aquel castillo plateado

que no desmerece con el pasar del tiempo

solo salgo de el

impulsado por tus pechos juguetones

simulo que me atrapas

lanzo el jugar de mis caderas enardecidas

muerdes mi carnada

te apretó junto a mi pecho

huyes,

te escondes en mi espalda

como liebre confundida

que toma conciencia de su libreto

tratas de organizar tus pensamientos

te recompones,

retomas el vuelo

gozamos

vomitándonos en sudor

atravesando esta retorcida velada putanezca

bailamos

entre las aterciopeladas piernas de la noche

lanzo una sonrisa picara

que corre por tu cabeza

ya no paras de mirarme

seducida por el arcano placer

que poco a poco te recorre

y te satura

intenso,

como el sol que entra en la noche

cuando el amanecer se avecina

te rindes sorprendida a mis brazos

dejo que mi respirar huracanado

se disipe por tu cuello

te llevo ya descompuesta

brincamos entre compases

como zumbadores

en un jardín ahitó de flores embolatadas

sopla desordenadamente el viento

haciéndome burlas en las cortinas

mofándose de mi querer pensar

querer entender

quererte soñar despierto

la energía de nuestro retozar

hace que solo me centre en tus pilares

mientras haces terremotos de luz con tu girar

y nuestros acompañantes paran de bailar

presos ante nuestro rítmico triscar

como martillo diestro

tu beso me extirpa el ser

siembras con tus juegos

raíces lujuriosas dentro de mi

como buen veterano cazador espartano

me dejo apresar ante tus tentáculos candiles

celebro mi victoria

trepando firmemente

el paseo meditado del Olimpo

alli como nuez moscada

de vientre duro

mi instinto

guía mi caminar

brújula entretejida

junto a mi bacana

hacia nuevos

histriónicos horizontes

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s